Trestesauros500

Lo que más me llama la atención de esta película es Sylvester Stallone en su papel del sheriff Freddy Heflin. Pero no un sheriff usual, de esos que entendemos como normales en los Estados Unidos. Además de sheriff, o quizá por eso, es un buen hombre, pacífico, sin ganas de gresca y muy enamorado de una mujer que se ha casado con otro y por la que perdió la audición de un oído.

Coger las manzanas del árbol y no del cesto. Esa es la receta que el policía Malone le ofrece al agente del Tesoro Ness para impedir que, en su equipo, haya traidores.

Hay una lentitud cansada en la película, un ritmo sostenido pero lleno de silencios forzosos. Es como si la respiración se detuviera en aquellos pasajes que más encogen el alma, como si no pudiéramos con la vida a veces.

Para Antonio, mi hijo. Mi esperanza, mi luz.
Sentados en el salón de nuestra casa, a media mañana de un domingo frío, con la lluvia cayendo sin parar al otro lado de los ventanales y un aire de quietud en la plaza… La vida da una vuelta de tuerca cuando es tu hijo quien te conduce a través de una película. Sonríe a veces con tus preguntas y te mira con condescendencia al oír algún comentario que le resulta casi inocente. Ay, piensa, cómo es mi madre…

Divertida, descarada, y sobre todo, inteligente. Estas son, en mi opinión, las tres cualidades que definen esta película, una comedia de cuya proyección se sale con una ligereza de ánimo que no es frecuente en el cine actual.

John Travolta interpreta en esta película a un serbio empeñado en vengarse del oficial norteamericano que un día apuntó hacia su nuca con un fusil de asalto. Un soldado, encarnado por Robert De Niro, que ahora vive un solitario retiro en la montaña, y que trata de conjurar los fantasmas de la guerra de Bosnia.

La capacidad de disfrute de una película es inversamente proporcional a la cantidad de información sobre la misma que el espectador posea. Este axioma lo interiorizamos tras una serie de interesantes conversaciones con el donostiarra, compañero de estudios por aquel entonces y ahora prestigioso guionista y director, Luiso Berdejo. Su teoría sobre el disfrute del cine era esta: cuanto menos sepas, mejor.

Crítica de "Stone" (2010)



Jack Mabry (Robert De Niro), oficial de libertad condicional a punto de jubilarse, comienza a revisar el caso de un preso apodado "Stone" (Edward Norton). Las conversaciones mantenidas entre convicto y funcionario, durante las que el primero trata de manipular al segundo para convencerle de que se ha rehabilitado, degeneran en un complejo juego psicológico. La relación se enrarece aún más cuando entra en escena Lucetta (Milla Jovovich), la atractiva esposa de "Stone", dispuesta a todo con tal de que su marido salga de la cárcel.

Crítica de "Asesinos de élite" (2011)



Dirigida por el debutante Gary McKendry y escrita por el guionista igualmente novel Matt Sherring, Asesinos de élite (Killer Elite, 2011) lleva a la gran pantalla la polémica novela The Feather Men de Sir Ranulph Fiennes, publicada en 1991. Una obra de ficción que, según su autor, noble británico, primo lejano de los actores Ralph y Joseph, escritor, maratonista, explorador y aventurero profesional además de ex oficial del Servicio Aéreo Especial del ejército británico (el Special Air Service, más conocido por las siglas SAS), está trufada de hechos reales y autobiográficos.

El cazador es una epopeya asombrosa, llena de fuerza e intensidad que trata de tres hombres, obreros siderúrgicos de Pennsylvania, cuyas vidas se transforman de modo irreversible en medio de la trágica devastación de la guerra de Vietnam.