graciasportadadefesq

Por su verismo y lo documentado de su guión, Black Hawk derribado tiene algo de docudrama. Pero por encima de todo, es una excelente producción bélica, de un ritmo abrumador y rebosante de adrenalina.

Muchos han querido incluir este thriller resultón dentro de una supuesta nueva corriente de películas que homenajean e imitan el cine de los años 80. En dicha moda figurarían films como Drive, The Guest o Super 8, por ejemplo.



Cuando el escritor/director Andrew Dominik leyó la novela de Ron Hansen, El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford, quedó intrigado por algunas de las mismas preguntas que provocaron los años de investigación de Hansen sobre los anteriormente inexplorados rincones de la vida de Jesse James y las interioridades de la vida privada del hombre detrás de su imagen pública.