graciasportadadefesq

Quizá haya transcurrido ya el suficiente tiempo como para poder afirmar que 2009 fue un año excelente para la ciencia ficción cinematográfica. En ese periodo de doce meses se estrenó un buen número de películas del género, que destacaron no sólo por ofrecer una notable calidad, sino por su diversidad temática: Moon, Avatar, Watchmen, La carretera, Distrito 9, Los sustitutos, Pandorum, Más allá del tiempo, 2012, Splice: experimento mortal, Señales del futuro, Daybreakers, Terminator Salvation, Las vidas posibles de Mr. Nobody, Astro Boy, Preguntas frecuentes sobre viajes en el tiempo, Push…

Star Trek (1966–1969) es hoy un clásico del género. Aunque en su emisión inicial no disfrutó de un gran éxito y fue rápidamente cancelada por la cadena, creció hasta convertirse en algo verdaderamente grande, un fenómeno multimedia e intergeneracional que ha propiciado cuatro series de televisión, once películas e incontables productos derivados, desde fan fiction hasta merchandising pasando por cómics, novelas, videojuegos…

Lo que distingue a esta nueva entrega de Star Trek es un optimismo asumido sin ningún esfuerzo. En más de un sentido, la película es una aventura clásica, ambientada en un escenario galáctico que nos demuestra cómo los sueños de la humanidad pueden hacerse realidad.

A pesar de ser una saga de videojuegos exitosa, no se puede decir que Hitman (inaugurada en 2000 por Eidos Interactive) sea la más longeva y popular de todas, pero aun así, ya cuenta con dos adaptaciones cinematográficas, cosa que no pueden decir ‒de momento‒ exitazos como Call of Duty, Uncharted o God of War.



El equipo artístico de la nueva entrega de la saga Star Trek nos visita para promocionar su lanzamiento. Sin duda, hablamos de una superproducción muy esperada, pero hay algo que, en esta ocasión, ha logrado atraer de manera excepcional el interés del público. Más allá, incluso, del entusiasmo de los trekkies más infatigables.

"Star Trek", de J.J. Abrams



Cuanto más pertenecen unos personajes al territorio de la nostalgia, más comprometido resulta enfocarlos desde otro ángulo. En todo caso, siempre es necesario saber cómo los recupera cada nueva generación de espectadores.