Trestesauros500

"¿Es usted un psicópata?", de Jon Ronson

Jon Ronson, el autor de Los hombres que miraban fijamente a las cabras, nos presenta un divertido y verosímil recorrido por la industria de la locura. ¿Es usted un psicópata? (The Psychopath Test: A Journey Through the Madness Industry, 2011) es el quinto libro de Ronson, y en él analiza cómo un test para la detección de la psicopatía puede brindar sorprendentes resultados si se aplica a responsables de corporaciones, políticos y altos ejecutivos.

"El Instituto Tavistock", de Daniel Estulin

En su obra más ambiciosa y reveladora desde La verdadera historia del Club Bilderberg, Daniel Estulin nos descubre el Instituto Tavistock, un organismo real situado en Essex, Inglaterra. Considerado el máximo centro mundial de control mental, fue creado durante la Segunda Guerra Mundial bajo los auspicios de la familia Rockefeller con el fin de controlar el destino de todo el planeta y cambiar el paradigma de la sociedad contemporánea.

"Evento", de David Lynn Golemon

Trepidante como una novela de Tom Clancy o de Clive Cussler, con suficientes enigmas como para llenar una temporada de Torchwood o Warehouse 13. Eso es Evento: el thriller conspirativo más recomendable de la temporada.

El físico y profesor Eugenio Fernández Aguilar ha dedicado cuatro años a investigar cincuenta de las hipótesis en las que se basa la conspiración lunar, el resultado está publicado en el libro La conspiración Lunar ¡Vaya timo! En él, Eugenio demuestra con conocimientos básicos de física y con un sano pensamiento crítico, que es el corazón del pensamiento científico, cómo la mal llamada teoría de la conspiración lunar no tiene sentido.

Que el premio Planeta de 2017 le tocase a un thriller conspirativo de Javier Sierra confirma la buena acogida de la que gozan estas narrativas ante el público hispano. Con el galardón el novelista se suma a la familia de escritores integrada por Matilde Asensi, Julia Navarro y el inefable J. J. Benítez, los émulos patrios del género popularizado por Richard Condon y Dan Brown.

Transgénicos, riesgos y mitos

Desde que en 1818 la escritora inglesa Mary Shelley publicó su novela Frankenstein o el moderno Prometeo, el mito del científico como un ser cuya ambición de conocimiento lo lleva a desencadenar fuerzas que salen de su control y acaban causando un desastre pasó a formar parte de nuestra cultura. (O quizá desde mucho antes: no olvidemos al propio Prometeo, que robó a los dioses el fuego sagrado y se lo dio a los hombres, ni a Eva, que come el fruto del árbol de conocimiento y condena así a la humanidad al sufrimiento.)

Science Fake News

Vivimos en la era de las fake news, las noticias falsas, la posverdad. Es preocupante cuando se trata de información sobre temas políticos o sociales… aunque podría entenderse, porque en tales asuntos las interpretaciones, los sesgos y la ideología son prácticamente inseparables de lo que nos gusta llamar “los hechos”. Los hechos sociales, inevitablemente, se construyen.

Los muy inteligentes y los muy cortitos, los genios y los lerdos, los extraordinarios y los ordinarios; todos, todos nosotros hemos actuado de manera estúpida en alguna ocasión. Y sin duda, lo seguiremos haciendo.

Cuando leemos que una masacre terrorista fue un atentado urdido por los servicios secretos o que las democracias occidentales son dictaduras encubiertas, el periodismo deja de resultar útil. Y es así porque quienes retuitean esta insoportable sospecha han decidido desconfiar de los medios clásicos y también de las fuentes oficiales.

"Syriana" y la teoría conspirativa

A menudo se plantea la disyuntiva de elegir entre lo sencillo y lo complejo. Si nos decantamos por la sencillez, como suele ser mi caso, ello parece implicar que cualquier cosa compleja deja de merecer la pena. Pero esa es una conclusión sin duda precipitada.