Trestesauros500



La espada dormida y otros cuentos, Manuel Peyrou, Editorial Losada, Madrid, 2004, 301 pp.

"La juguetería errante", de Edmund Crispin

Sinceramente, dan ganas de leerla con monóculo. La juguetería errante trae fama de ingeniosa y mordaz, pero su verdadero mérito reside en un asombroso empleo de dos fórmulas patentadas por los británicos: el humor refinado y el misterio detectivesco.

¿Quién es Raffles? Raffles es un dandy, un bon vivant, un caballero...

El hombre que fue Jueves, una de las novelas más populares del escritor y polemista británico G.K. Chesterton, pertenece a una variedad literaria peculiar.

Gilbert Keith Chesterton (1874–1936), creador del inmortal detective Padre Brown, dedicó parte de su prolífica carrera literaria al relato policial, con narraciones en las que, según Borges, no se encontraba una sola página que no contuviera una felicidad.

Cuatro cuentos insólitos de Chesterton, aunque en apariencia contengan las virtualidades literarias de la intriga, eso tan querido por nuestro autor, eso que lo ha convertido en uno de los grandes autores del relato policial de todos los tiempos.

"El arte del asesinato", de G.K. Chesterton

Basil Grant, Horne Fisher, Gabriel Gale, Mr. Pond, el padre Brown... una verdadera galería de personajes excéntricos, diversamente locos, pero alumbrados por la llama del genio, todos ellos dados al sutil arte de resolver asesinatos o misterios aparentemente sin solución.

Aventuras de un cadáver es una novela de acción en la que Stevenson utiliza sus grandes dotes de narrador de aventuras en un tema detectivesco que maneja con los habituales efectos de claridad y suspense.

En El alimento de los dioses conté una de las hazañas detectivescas del profeta Daniel, cuando descubrió que los sacerdotes del templo de Bel se comían los manjares destinados al dios. Pero Daniel también mostró su habilidad como investigador en el célebre caso de “Susana y los viejos”.

En No tan elemental: Cómo ser Sherlock Holmes cuento algunas de las hazañas detectivescas de Daniel, como dos que recordé en la presentación que hice junto a Carlos García Gual en la librería Rafael Alberti. Es interesante señalar que tanto la historia que cuento en el vídeo como la de Susana y los viejos son consideradas apócrifas por los judíos y por muchos protestantes.