graciasportadadefesq

Examen de ingenios para la ciencia  es un clásico del ensayismo español del siglo XVI, cuyo autor, Huarte de San Juan, se vio honrado por la censura eclesiástica y una íntegra traducción alemana del siglo XVIII, ilustremente firmada por Lessing. Caballero B. rescata el título (Examen de ingenios, Seix Barral, Barcelona, 2017), eco diferido a una forma literaria en la que España fue cofundadora junto con Montaigne pero que debió esperar siglos para retomar la iniciativa.

Ensayar

En su inteligente, aguda y divertida miscelánea Metáfora y memoria. Ensayos reunidos (traducción de Ernesto Montequin, Mardulce s/l, 2016) define Cynthia Ozick el ensayo como un “cuerpo tibio”, equidistante de la fría ciencia y de la cálida ficción poética o narrativa.

Este es un ensayo directo y apasionado, una reflexión narrativa y testimonial, al más puro estilo de los ensayos de George Orwell o de Virginia Woolf, una propuesta de acción concreta y entusiasta para avanzar desde el actual deterioro económico, político y social hacia la realidad que queremos construir. Partiendo tanto de documentos periodísticos como de la tradición literaria, Antonio Muñoz Molina escribe esgrimiendo razón y respeto, sin eludir verdades por amargas que estas sean, porque saber es el único camino para cambiar las cosas.

Michel de Montaigne (1533–1592), noble y pensador francés que repartió su vida entre la actividad política y los retiros literarios en su castillo, fue uno de los primeros filósofos en escribir su obra íntegramente en lenguaje vulgar, es decir, en francés en lugar de latín.