Trestesauros500

Corría el mes de agosto de 1964 cuando Ian Fleming dejaba este mundo. La causa: una dolencia cardiaca exacerbada por una vida de excesos relacionados con el alcohol y el tabaco.

"El expediente", de Timothy Garton Ash



El expediente. Una historia personal, Timothy Garton Ash, traducción de Antoni Puigros, Tusquets, Barcelona, 1999, 277 pp.

"El topo", de John Le Carré

El topo (Tinker, Tailor, Soldier, Spy, 1974) es una de las mejores novelas de espionaje de todos los tiempos, tanto por su calidad literaria como por el profundo conocimiento que su autor, John Le Carré, tiene de los servicios secretos.

"La esencia del mal", de Sebastian Faulks

Sebastian Faulks, autor de novelas como Charlotte Gray y Birdsong, fue elegido por los herederos de Ian Fleming para que escribiera una nueva novela de James Bond, La esencia del mal (Devil May Care). Para incrementar el efecto publicitario, el nombre de Faulks no fue dado a conocer hasta julio de 2007.

"Quantum of Solace", de Ian Fleming

Penguin Books editó el volumen Quantum of Solace: The Complete James Bond Short Stories el 26 de agosto de 2008. Su contenido reúne en un solo tomo dos colecciones de relatos previamente publicadas: For Your Eyes Only (1960) y Octopussy and The Living Daylights (1966).

"Desde Rusia con amor", de Ian Fleming

Para críticos y aficionados, Desde Rusia con amor (From Russia with Love, 1957) es la mejor novela de todas las que Ian Fleming dedicó al agente secreto 007. No faltan razones para justificarlo.

"El espía que me amó", de Ian Fleming

La décima novela de la saga Bond, El espía que me amó (The Spy Who Loved Me), salió a la venta el 16 de abril de 1962. Esta vez, muchos de los seguidores de Fleming se sintieron defraudados.

La cuarta entrega de las aventuras de James Bond, Diamantes para la eternidad (Diamonds Are Forever), salió de imprenta el 26 de marzo de 1956. Su éxito era predecible.

"Goldfinger", de Ian Fleming

La editorial Jonathan Cape comercializó la novela Goldfinger el 23 de marzo de 1959. Es decir, en plena Guerra Fría.

"Dr. No", de Ian Fleming

Desde su publicación el 31 de marzo de 1958, Dr. No figura como una de las mejores novelas de la saga que Ian Fleming dedicó al agente secreto James Bond.