graciasportadadefesq

Para los lectores que se toman su afición como si fuera un oficio, acostumbrados a que los días sean demasiado cortos y los descubrimientos demasiado pasajeros, Clarice Lsipector (1920-1977) es una figura legendaria. Y no sólo por la densidad de su literatura, sino también por su imagen personal. Al fin y a al cabo, aquella gran dama de Río de Janeiro parecía eternamente poseída por un glamour ‒un hechizo‒ que ni siquiera se apagó con su muerte, ocurrida en 1977.

Hoy, el auge sociologista está dominado por la influencia norteamericana, neopositivista, y la moda estructural francesa, tampoco ajena a la tradición comtiana. Este doble fundamento aleja la ciencia en boga, del freyrismo.

"Valquirias", de Paulo Coelho

"Mi maestro –escribe Paulo Coelho– me sugirió que hiciera ejercicios espirituales en un lugar aislado porque el éxito hace que uno se sienta alegre y culpable al mismo tiempo, y yo tenía que estar preparado para lo que me iba a suceder en adelante."