Trestesauros500

Por complicidad con sus admiradores parisinos, el cineasta chileno Alejandro Jodorowsky elige cada semana una cafetería misteriosa, y cuanto allí sucede por la noche condensa lo que las leyendas suelen decir.

"La feria de las tinieblas", de Ray Bradbury

La feria de las tinieblas (Something Wicked This Way Comes) es una novela de 1962 en la que Ray Bradbury hace que se cruce en el camino de dos adolescentes, Jim Nightshade y William Halloway, una feria ambulante donde magia y pesadillas se convierten en realidad.

La saga de los Hermann

A veces los apellidos son como extraños colores. En ocasiones tienden al negro y pierden su capacidad de designar a alguien o significar algo.

Desde hace tiempo tengo un par de fotos de Balzar. Pero no sabía quién era Balzar. Buscando referencias suyas en el libro de Camille Gaultier La prestidigitation sans appareils : traité de tous les tours de mains anciens et de toutes les manipulations nouvelles (notamment du double empalmage), comprenant des tours anciens et modernes (cartes, pièces, billes de billard, dés à coudre) (E. Nourry, París, 1914), encontré esta curiosa reflexión sobre las manos de los prestidigitadores que no me resisto a copiaros.

Todo el mundo ha oído hablar del análisis postmortem, un trabajo de forenses que aparece una y otra vez en todo tipo de series de televisión y en novelas policíacas. Pero no son muchos los que conocen el análisis premortem.

La seda por el humo

¿Qué os parece si empezamos el año con un efecto realmente original? Podemos traducirlo literalmente por Pulgar de fumadores. O, más libremente, El pulgar fumador o Fumando por el pulgar o El pulgar que fuma.

Mientras escribía El Mago Manco (FronteraD, 2015) un equipo de cirujanos y neurólogos implantaron unos electrodos en los nervios mediano y ulnar o cubital del brazo izquierdo del danés Dennis Sorensen.

Karrell Fox hacía un número cómico de Mago Manco. Cuando era niño, su padre tenía un hotel de medio pelo. Un mago se alojó dos o tres semanas en la habitación número 12.

Joseph P. Freud había nacido en Viena en 1913 y era pariente de Sigmund Freud. A los 19 años recaló en Estados Unidos y se dedicó a construir ilusiones.

Durante el registro, la policía encontró, al abrir un armario, una lechera de plástico que contenía una mano cortada por la muñeca, flotando en alcohol con los dedos hacia arriba.