Trestesauros500

“New York Dolls” (1973)

Hay grupos que se resisten a la categorización, y no cabe la menor duda de que New York Dolls es uno de los ejemplos más claros de ello. Tenían una imagen evidentemente Glam (creo que la portada no deja lugar a dudas) y desde luego tenían características propias de Marc Bolan David Bowie.

La primera pregunta que surge a la hora de abordar este mítico disco de los Clash es: “¿pero esto es Punk o no?”. Y la cosa es más complicada de contestar de lo que parece, especialmente si acabas de terminar de escuchar el disco y tienes en mente Revolution Rock o Train In Vain (¡Grease!).

“Ramones” (1976)

Lo bueno, si breve, es dos veces bueno. Si además es simple, es tres o cuatro veces mejor. Y si el cachondeo es palpable en cada tema ya raya la excelencia.

Cuanto más escucho determinadas canciones, más me pregunto por qué conservan su magia al cabo de los años. Y a pesar de que uno intenta evitar los clichés, hay películas que contribuyen a perpetuar ese efecto.

Proto punk electrónico, post punk, art punk y art rock, dance punk y electro punk, synthpunk y synthpop, no wave y new wave, industrial… todas estas etiquetas se aplican o bien al dúo del que trata este artículo o a bien a sus hijos musicales. Se trata de Suicide y de todos los que lo siguieron.

"FreakAngels" de Warren Ellis

El propio Warren Ellis puso etiquetas a esta obra cuando la presentó en el ComicCon de San Diego allá por 2007. Retro-punk, steampunk y una trama juvenil derivada de la novela Los cuclillos de Midwich (1957), de John Wyndham, que muchos conocen a través de su versión cinematográfica, El pueblo de los malditos (1960).

Por favor, mátame es una completa retrospectiva sobre la gestación y el nacimiento punk, narrada por sus propios protagonistas.

"The Runaways": Chicas malas


A mí me pasa como a ustedes: cuanto más escucho determinadas canciones, más me pregunto por qué conservan su magia al cabo de los años.

Los fans del rock de los setenta sin duda encontrarán atractiva esta película acerca de una de las pioneras en el mundo de las "bandas de chicas". El film se basa en el libro autobiográfico de Cherie Currie, y cuenta con la producción ejecutiva de la creadora de The Runaways, Joan Jett.