Trestesauros500

"Las piadosas", de Federico Andahazi



Las piadosas, Federico Andahazi, Plaza & Janés, Barcelona, 1999, 219 pp.

Bram Stoker y el esoterismo



En numerosos artículos y biografías, se retrata a Bram Stoker, el autor de Drácula, como un maestro del esoterismo. Como ahora veremos, esto es rigurosamente falso. Tan falso como esa leyenda que cuenta cómo Stoker gritaba en su lecho de muerte “¡Strigoi, strigoi!” ("¡Vampiro, vampiro!").

La secuela de "Drácula"



Existe un rumor según el cual el escritor Bram Stoker quiso resucitar al conde Drácula para escribir una segunda parte de su famosa novela. Esta es una cuestión que posiblemente será una eterna incógnita y se sustenta en un fragmento eliminado al final del libro.

Drácula y Jack el Destripador



A estas alturas, ignoro qué es más atrayente: si el personaje del Conde Vampiro o todas las leyendas que circulan en torno a su creación. Así, también se ha dicho que Bram Stoker se inspiró en asesinos auténticos para diseñar a Drácula.

Drácula y el profesor Vambery



Cuando se habla de la novela Drácula, hay un mito que suele repetirse: la decisiva intervención del profesor Arminius Vambery en el desarrollo del libro.

El fabuloso mundo de Richard Matheson

Richard Matheson tiene dos fascinaciones: el miedo y los vaivenes de la psicología humana. Con una prosa elegante, digna de la mejor literatura popular, ha fascinado a los lectores a lo largo de medio siglo.

Las novelas de Stephenie Meyer - CREPÚSCULO

Al primer volumen de la saga Crepúsculo llegué atraída por la promesa de que se trataba de una buena novela de terror. El segundo lo leí como empedernida lectora que espera que la autora corrija errores, y sea capaz de contar algo nuevo dentro de un género muy querido por mí.

El libro de Valentine Penrose La condesa sangrienta fascinó intensamente a la argentina Alejandra Pizarnik. Como si hubiera hallado en las páginas de su colega una de sus secretas fantasías, Alejandra quiso establecer un vínculo literario con el personaje protagonista, y le dedicó una serie de textos que ahora llegan hasta nosotros en una hermosa edición de Libros del Zorro Rojo.

“La fuerza del vampiro reside en que nadie, o casi nadie, cree en su existencia”; decía Abraham Van Helsing en Drácula (1931), de Tod Browning. Sugerente, sin duda, y no obstante, si examinamos el folklore y la mitología, sobre todo en el ámbito europeo, comprobaremos en qué medida eran erróneas aquellas palabras del viejo profesor holandés.

"Latidos mortales", de Jim Butcher

Me gustan, y cada día más, los novelistas que se acercan con respeto y dignidad a los géneros populares.