Trestesauros500

 
Atlas histórico de la América del Descubrimiento, José María González Ochoa, Acento Editorial, Madrid, 2004, 510 pp.

Paradojas del Nuevo Mundo

Ciudad de los Reyes (Lima), 23 de octubre de 1620. El protomédico Melchor de Amusco firma la aprobación que autoriza la publicación de las Breves advertencias para beber frío con nieve, obra del toledano Matías de Porres, médico de cámara del virrey Príncipe de Esquilache.

En 1539 se imprimió el primer libro del continente americano, la Breve y compendiosa doctrina cristiana en lengua mexicana y castellana, en Ciudad de México. Cuatro décadas después, veía la luz la Doctrina christiana y catecismo para instrucción de los Indios (Lima, 1583), con traducción al quechua y al aymara, primer libro impreso en América del Sur.

La cachua es una danza de galanteo, propia de los Andes, cuyos orígenes se remontan al periodo inca. Uno de los ejemplos más antiguos conservados es esta Cachua serranita, de autor desconocido, que puede datarse, al menos, en la segunda mitad del siglo XVIII, aunque es casi seguro mucho más antigua. Debemos su conocimiento y transmisión a un navarro de Cabredo, Baltasar Jaime Martínez Compañón, que llegó a ser obispo de Trujillo, en el Virreinato del Perú.

Sevilla, puerta de Indias

(...) Pasear por el centro histórico de Sevilla es todo un acontecimiento. Y no sólo porque es una ciudad monumental de primera, que también, sino por las emociones que transmiten los lugares que fueron testigos de la Historia, ésa que se escribe con mayúsculas.
Andar por el patio de la Casa de la Moneda, sobre todo si ya ha anochecido y no te acompaña el jaleo mañanero de los transeúntes, te permite retroceder a aquellos gloriosos días del XVI, cuando éste era el centro neurálgico del Imperio Hispánico, el lugar donde se fundía el oro y la plata que, apenas a unos metros de allí, había sido desembarcado de las flotas procedentes del Nuevo Mundo.

La Curandera

"La Médica" o "La Curandera". Así, en mayúsculas y femenino, es como aparece Luisa de la Cruz, mexicana del siglo XVIII, en los papeles del Santo Oficio novohispano. Acusada, en numerosas ocasiones, de bruja hechicera, "La Médica" era toda una autoridad en la ciudad de Colima. Toda una autoridad porque curaba y no, precisamente, por pactos demoníacos, sino por los conocimientos que tenía del mundo vegetal y por su acreditada práctica médica.

Libros y mestizaje

En 1539 se imprimió el primer libro del continente americano, la Breve y compendiosa doctrina cristiana en lengua mexicana y castellana, en Ciudad de México. Cuatro décadas después, veía la luz la Doctrina christiana y catecismo para instrucción de los Indios (Lima, 1583), con traducción al quechua y al aymara, primer libro impreso en América del Sur.