"El diario de Bridget Jones"... A vueltas con Jane (Austen)

¿Quién no querría sentirse amado tal y como somos?

"‒No creo que seas idiota. Bueno, sí que hay ciertos aspectos ridículos en ti, tu madre es muy interesante. Y realmente eres una oradora terriblemente mala. Y sueles soltar lo primero que te viene a la cabeza sin tener en cuenta las consecuencias. Comprendo que, cuando nos vimos en el bufé del Pavo al Curry, fui imperdonablemente grosero y llevaba un jersey que mi madre me había regalado el día anterior. Lo cierto es que... lo que intento decirte, con mucha dificultad, es que, en realidad, y tal vez a pesar de las apariencias, me gustas muchísimo.

 â€’¿A pesar de que fume, de que beba, de que tenga una madre vulgar y diarrea verbal...?"

‒Me gustas muchísimo, tal y como eres."

I like you very much, just as you are.

Esta escena crucial de El diario de Bridget Jones, en la que se encuentran, al pie de una escalera, tras una fiesta de parejas en la que ella está sola, Mark Darcy, el abogado de derechos humanos y Bridget, la no sé cuántas cosas he hecho en mi vida, tiene mucho que ver con el concepto de las relaciones amorosas de Jane Austen. Un concepto que desarrolla en su obra ampliamente. No solamente en Orgullo y Prejuicio, que es la inspiradora del Diario, sino también en Emma y en otras de sus obras.

La cuestión es absolutamente opuesta al llamado "amor romántico". Ese amor descerebrado en el que los amantes pierden la cabeza totalmente, al punto de olvidar los defectos del amado o de la amada, al punto de desafiar alegremente las inclemencias de la vida, al punto de morir por amor... Ese amor no existe en la obra de Jane Austen. Si alguien, por tanto, la lee considerando que está delante de una "novelita" de amor al uso, se equivoca.

Lo que hace Jane Austen con sus personajes es hacerlos sentir "a pesar de". El señor Darcy se enamora de Lizzie Bennett, a pesar de que ella pertenece a una familia que deja mucho que desear, tiene una madre imposible, y unas hermanas frívolas que ponen la vida de todos en jaque. Tal y como es. Así ama Darcy a Elizabeth. Pero también podemos hablar de la viceversa en este caso. Porque Elizabeth se enamora de Darcy a pesar de que es orgulloso, de que su parentela no la acepta (sobre todo Lady Catherine de Bourgh, la de más alta distinción) y de que su propio padre no la cree cuando le afirma su amor.

Tampoco el señor Knightley se enamora locamente de Emma. No. Él la ha visto crecer pues se llevan dieciséis años. Y sabe que Emma tiene muchas cualidades y también defectos muy molestos. Los defectos de Emma no desaparecen de un plumazo en el corazón del señor Knightley sino que éste la ama, a pesar de ellos. Es decir, just as you are.

Helen Fielding, autora del libro (1996) y guionista, junto con Andrew Davis de El diario de Bridget Jones en su versión cinematográfica (2001), insiste en esas dificultades del carácter y en esos parientes excéntricos que podían dar al traste con una relación. En la vida real eso ocurre así demasiadas veces, así que, en ese sentido, si no es el amor romántico, sí puede considerársele el amor perfecto, el que sobrevuela los problemas y los incluye en un pack llevadero y, casi, arrebatador.

Seguramente no somos demasiado conscientes, al leer Orgullo y Prejuicio y Emma, que los inconvenientes que se le pueden poner a la enamorada van in crescendo. Porque en Orgullo solamente se trataba de la escasa inteligencia de la madre, de su frivolidad y del carácter liviano y consentido de algunas de las hijas. En este caso, por tanto, ella, Elizabeth, estaba a salvo de las reconvenciones y así lo hace ver, incluso, Caroline Bingley cuando habla de las dos hermanas mayores en ese desayuno en Netherfield.

Pero en Emma los puntos negros no están únicamente en un padre hipocondríaco, con el que hay que convivir y que no resiste la idea de ser abandonado por el matrimonio de sus hijas, sino que la misma Emma tiene algunos rasgos en su forma de ser que al señor Knigthley le parecen exasperantes y a nosotros, quizá, también. Pero, ya sabemos, just as you are, aquí también.

¿Quiere esto decir que Jane Austen arroja un jarro de agua fría sobre las relaciones amorosas? ¿Que es una descreída o defensora de una sumamente sensata conveniencia?

No. Definitivamente no. Lo que ocurre es que ella anticipa una forma de pensar que no llegará hasta siglos después. La supremacía del sentimiento amoroso sobre las circunstancias. Una supremacía que no impide el reconocimiento de los defectos del otro. Es una clase de amor más elevada, puesto que no se basa en el engaño sobre el carácter, ni en la negación de la evidencia de los inconvenientes que pueda suponer una unión, sino, por contra, que tiene su razón de ser en el pleno conocimiento, la plena asunción del otro. Es un paso más que, en los años en que Jane Austen escribió su obra, cuando dominaba el interés sobre el amor con toda claridad (a pesar de que pensemos que era todo lo contrario), significaba un pensamiento pionero, nuevo, y que abre las puertas al futuro en lo que se refiere a la educación sentimental.

Todo eso está en Orgullo y Prejuicio, todo está en Emma y una chispa de ello lo incluyó Helen Fielding en su Diario de Bridget Jones.

Copyright © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • La maternidad extravagante de Atenea y Satana
    Escrito por
    La maternidad extravagante de Atenea y Satana En Atenea y Satana: el dios embarazado señalé algunas coincidencias entre la Atenea de los griegos y la Satana de los actuales osetas. Esas coincidencias se relacionaban con el nacimiento de Atenea de la cabeza de Zeus, por…
  • Ciudad Chirico
    Escrito por
    Ciudad Chirico La narración suele insistir en el crónico presente o en el huidizo pasado. Raramente un narrador se sitúa ante un futuro que, por remoto, lo excluye de la historia. Sin embargo, el empuje de las…
  • El cólera de Aquiles
    El cólera de Aquiles Un alumno mío, de los tiempos heroicos cuando daba clase de redacción en Biomédicas, confundía el género de cólera cuando quería referirse a la enfermedad (masculina), y hablaba (o peor, escribía) de la…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Matemáticas y astros
    Matemáticas y astros Las matemáticas tienen una relación especial con la realidad física: nos permiten describirla. Se ve con claridad en astronomía: los modelos matemáticos, desde Tolomeo, pasando por Copérnico hasta la gloriosa descripción de Newton y la moderna visión einsteniana, nos…
  • El espectáculo de la violencia
    Escrito por
    El espectáculo de la violencia La guerra, las revoluciones y sus protagonistas ocupan un destacado papel en los espectáculos ópticos, los gabinetes de figuras de cera y las tablas teatrales. En el primer aspecto, como indica Silvia Bordini, panoramas, neoramas,…

Cartelera

Cine clásico

  • Sorpresa con música de fondo
    Escrito por
    Sorpresa con música de fondo Antes de todo: La música llena la pantalla, la arrasa literalmente. De un avión surge un descapotable enorme, un coche americano, sin duda. El coche cruza la ciudad de Roma, deja atrás sus avenidas, sus…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El hippie de la selva
    El hippie de la selva Hace más de 50 años, el famoso antropólogo keniano-británico Louis Leakey contribuyó a revolucionar el campo de la primatología cuando envió tres jóvenes biólogas a estudiar a tres de las cuatro especies de grandes simios…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC