Emma y la vida en familia

Emma y la vida en familia Imagen superior: Edmund Blair Leighton, "The Piano Lesson" (1896)

Jane Austen tenía un alto sentido de la familia y de su importancia. Fue la séptima de una familia de ocho hijos, de los cuales solamente dos eran chicas, ella y su hermana Cassandra, con la que formaría un tándem que sólo se disolvió con su temprana muerte, a los cuarenta y un años, cuando estaba en plena madurez creativa.

En su biografía puede apreciarse su preocupación y su dedicación al bienestar de su familia. Seguir las apetencias de sus padres le costó diez años de silencio literario, todos los que van entre los veinticinco y los treinta y cinco, después de que el cabeza de familia decidiera dejar el tranquilo verdor de Steventon y marchar a Bath, con su vida alocada en torno al balneario de aguas termales.

Las familias de las novelas de Austen son muy variadas en tono y en estilo. Todas pertenecen a la pequeña nobleza rural, la gentry, de la que formaba parte la propia familia Austen. Quizá la más conocida de todas esas familias de ficción sean los Bennet, de Orgullo y Prejuicio, nada menos que cinco hijas casaderas, una madre con la cabeza a pájaros y un padre sin interés ni temperamento para reconducir a su prole. Pero en Emma los lazos familiares también ocupan su sitio. Podríamos decir que es un libro lleno de ellos.

Están los hermanos Knightley, uno de los cuales, John, está casado con Isabella, que es hermana de Emma.

Por otro lado, hay, en las biografías de los jóvenes, nada menos que cuatro que han vivido en su niñez la orfandad y el abandono. Frank Churchill pierde a su madre muy pequeño y su padre lo entrega a unos parientes ricos y sin hijos. Jane Fairfax se queda sin padres y la prohija un amigo de la familia con buena posición económica. Harriet Smith es abandonada desde que nació y vive en un pensionado pagado por no se sabe quién. Emma, la más afortunada de todos, a pesar de que pierde a su madre con tres años, sigue viviendo en su casa, con su padre y su hermana y a cargo de su institutriz, la excelente señorita Taylor.

El apego familiar está presente en la relación de la señora y la señorita Bates, entre ellas y en relación con Jane Fairfax, su sobrina. Asimismo, a pesar del abandono, el padre de Frank Churchill, el señor Weston, mantiene la esperanza de que su hijo lo comprenda algún día en su decisión dejarlo en manos de sus tíos. Éstos, por su parte, presionan al joven para que no se aleje de ellos.

Los intereses familiares se entrecruzan, por tanto, en la novela y forman un telón de fondo inseparable de los acontecimientos. Aunque con menor relevancia, los Martin forman una familia feliz y la esperanza de estabilidad para Harriet. La relación entre las hermanas, Emma e Isabella, está escasamente desarrollada en el argumento. Pero la que Emma mantiene con su padre, el señor Woodhouse, es uno de los elementos más destacados y que presentan mayores posibilidades de interpretación.

El padre de Emma es un hipocondríaco, que teme a las comidas copiosas, a las corrientes de aire y a los lugares masificados, por considerar que son peligros ciertos para la salud. Sólo se fía de su médico, el doctor Perry y lleva una vida disciplinada, sin salirse para nada de las reglas que él mismo se ha dictado. Como el señor Perry no aparece en ningún momento dando su propia versión de las mismas, no tenemos ninguna seguridad de que procedan del galeno y no del propio señor Woodhouse.

Pero lo que más atemoriza al padre de Emma es el cambio en sus rutinas. Tratar con gente nueva, dejar su casa aunque sea momentáneamente y, sobre todo, las bodas, son amenazas que lo ponen enfermo. Horarios fijos, costumbres inalterables, rostros conocidos, todo ello adoba su existencia y no necesita más. Por eso no quiere ni pensar en que su querida Emma se case y lo deje. Y este escollo es admirablemente resuelto por el señor Knightley, que antepone el amor que siente por Emma a su propia comodidad. Porque un hombre como él, dueño y señor de la mejor mansión de la zona, donde hace y deshace, se avendrá a trasladarse a vivir a la casa de los Woodhouse hasta que haga falta. Es decir, hasta que el padre de Emma muera. Y a juzgar por cómo se cuida, podemos decir que vivió muchísimo.

Copyright © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • Los dioses discapacitados: herreros cojos
    Escrito por
    Los dioses discapacitados: herreros cojos Es sabido que en muchas culturas, los herreros divinos son cojos. Es una extraña característica que comparte tanto el Hefesto griego como el Vulcano latino (Dios que, al parecer, no procedería del Hefesto continental sino…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • La Ciencia Inútil
    La Ciencia Inútil Que la ciencia es útil nadie lo duda. Incluso sus mayores detractores, quienes la culpan, a ella y sólo a ella, de explosiones atómicas, calentamientos globales, extinción de especies, hoyos en la capa de ozono…
  • Imparcial no, rigurosa sí
    Escrito por
    Imparcial no, rigurosa sí Imparcial no, rigurosa sí. Este es mi lema como historiadora. Soy historiadora de la misma manera que soy mujer: porque nací con ello, porque lo llevo impreso en mi código genético. Para mí, la Historia…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • Hacerse un “tennessee”
    Escrito por
    Hacerse un “tennessee” Blanche Dubois es una mujer madura que pertenece a una rancia familia del sur venida a menos. Las circunstancias de su vida la llevan a tener que vivir en Nueva Orleáns con su hermana pequeña,…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Stanislaw Moniuszko va a misa
    Escrito por
    Stanislaw Moniuszko va a misa Es conocida la dedicación de Moniuszko a la liturgia católica. Su catálogo recoge siete series de estas estructuras. Las tres que integran la presente grabación pertenecen a la última etapa de su vida activa (1870-1872),…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Wallace y el colugo
    Escrito por
    Wallace y el colugo En noviembre de 1862, Alfred Russel Wallace estaba por con­cluir sus aventuras científicas en el sureste de Asia. Ocho años atrás había comen­zado su expedición en Singapur y luego de recorrer amplias re­giones de Borneo,…

bannernewsletter1