Facebook es para viejos

Facebook es para viejos Imagen superior: Mkhmarketing, "The Art of Facebook", CC

A Carlos, que anda buscando su camino...

Como muchos chicos de diecisiete años, él no sabe exactamente qué hacer con su vida. El futuro se le presenta confuso. No sabe si logrará sus objetivos. Es más, ni siquiera si esos objetivos tienen razón de ser.

En esos años de la primera juventud puede uno abordar la vida de distintas maneras. Una de ellas es la indiferencia. Otra, la confusión. También está la vida de la calle, esa amalgama en la que eres porque perteneces a un grupo y te conviertes en un seguidor de ideas que nunca han sido ni serán tuyas. La adolescencia se ha alargado tanto que ya no sabe nadie cuándo acaba ni cuándo empieza. Es un invento de las sociedades avanzadas que convierte a las personas en eternos aspirantes de algo. Aprendices en un mundo de expertos. Voces calladas que solamente se entienden entre sí. Los mayores intentan emular ese lenguaje adolescente, esos iconos que sustituyen a las palabras y a los gestos. Este chico, como todos los de su tiempo, está hipercomunicado, su vida se construye en gran parte dentro de una esfera de lazos que no puede dominar. Personas que conocen a otras personas, demandas publicitarias que lo rodean y a las que no puede resistirse.

El retrato de la vida de un adolescente de diecisiete años tiene espacios personales, pocos, y espacios virtuales, demasiados. En la era del deporte, cuando todos los pueblos y ciudades están ocupados por polideportivos construidos por los ayuntamientos a costa del déficit público, hay un número considerable de niños, adolescentes y jóvenes que ven la actividad física como algo residual. En el tiempo en el que los libros son más asequibles, numerosos y adaptados a su edad, también la literatura se convierte en una rara avis. Los que leen, leen mucho. Los que no leen, son muchos.

Lo que los iguala a casi todos, no generalicemos por no apartarnos demasiado de un parámetro científico, es el uso de las tecnologías de la comunicación. Obsoleta la televisión, que solamente se usa como soporte de películas o series, además de para jugar a la play y sus sucedáneos; imposible ya por demodé la comunicación telefónica, es decir, la oralidad; dificultada la relación personal por hándicaps de tiempo y espacio, es en el gran ágora virtual donde los adolescentes viven un número indeterminado pero abundante, de horas de vida.

La vida se desarrolla en la soledad del cuarto, frente al ordenador o la tablet, pero, más aún y sobre todo, a pie de móvil. Allí se produce el encuentro máximo con la tribu, con los iguales que van a proporcionarle un asidero social del que no pueden prescindir.

En el transcurso de nuestra conversación, el chico de diecisiete años, indeciso respecto al futuro, desanimado en los estudios, pero resplandeciente de opiniones maximalistas porque en esta edad aún no se ha empezado a dudar de los principios, lanza su frase que me hace pensar: "Facebook es para viejos". Así se traza una imagen superpuesta en torno al uso de las redes.

Las personas "mayores" jugando en Facebook a ser adolescentes, sujetos al capricho de la publicidad y de las marcas, confundiendo la esfera pública con la privada, mostrando su confiada imagen al mundo mundial. Los jóvenes, por su parte, huyendo de Facebook, marchándose del lugar en el que los adultos se muestran como quieren ser vistos, dejando su espacio vacío. Twitter y, sobre todo, Instagram, con su potencial icónico, fácil, sencillo, escaso de palabrería y el WhatsApp, como inmediatez máxima a la hora de entrar en contacto con los otros, han suplantado a Facebook en el universo comunicativo de los niños y adolescentes, certificando así la frase de este chico: "Facebook es para viejos".

Copyright del artículo © Catalina León Benitez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El truco más difícil de Houdini
    Escrito por
    El truco más difícil de Houdini «Sir Arthur cree que tengo grandes poderes de médium y que algunas de mis hazañas las hago con la ayuda de los espíritus» (Harry Houdini). En el capítulo anterior (Houdini y el otro mundo) conté…
  • Galicia literaria
    Escrito por
    Galicia literaria Algo de un pasado indatable pero auténtico: el castro supuestamente celta de Coaña. Ha llovido y escampa. La luz comedida que sigue a la tormenta sienta bien a estos desniveles de hierba recién crecida, que…
  • Casas ocupadas
    Escrito por
    Casas ocupadas En una ciudad tan activa como la Ciudad de México, cada manzana ostenta cuando menos una propiedad en venta. Las agencias de bienes raíces han proliferado, y sus anuncios, aunque diversos en diseño,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Dos mentes y un cerebro
    Dos mentes y un cerebro Aunque se habla mucho de los avances de la computación o de la biotecnología, creo que el siglo 21 será conocido como el siglo de la mente. La razón es que por primera vez tenemos…
  • La bella Isabel de Portugal
    Escrito por
    La bella Isabel de Portugal Isabel, la bella Isabel, la princesa más hermosa de su tiempo, dejó su Portugal natal para casar con su primo Carlos, señor de dos mundos, el viejo y el nuevo. Se desposaron en Sevilla, la…

Cartelera

Cine clásico

  • Regentado
    Escrito por
    Regentado Nunca fui admirador de La Regenta de Clarín, nick de Leopoldo Alas. Será porque la leí cuando era muy joven. O porque me pareció –ahí va la primera boutade– una mala copia de Madame Bovary,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El amor gay en la ópera
    Escrito por
    El amor gay en la ópera La ópera se hartó de mostrarnos relaciones amorosas pero, por razones obvias, ha tardado en contarnos el amor entre dos individuos del mismo sexo. No parece anterior a nuestro siglo tal novedad. Digamos que se…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC